Dante Bottini durante una entrevista.

Dante Bottini, sobre Jarry: “Lo noté muy receptivo y con muchas ganas“

El entrenador argentino de 40 años, Dante Bottini, quien trabajó durante nueve años con el japonés Kei Nishikori (logró 11 títulos ATP, alcanzó la final del US Open en 2014 y trepó hasta la cuarta posición del ránking bajo su tutela) y actualmente entrena a Nicolás Jarry, dialogó con el medio Septimo Game y contó cómo fue el comienzo de la relación con el chileno. Además, se refirió a los objetivos que tienen de cara al futuro y dejó muchas declaraciones interesantes.

Su inicio con Jarry: “Yo estaba en Japón, Nishikori estaba lesionado. Creo que era octubre y ya habíamos decidido que íbamos a parar. Lo iba a acompañar a Valencia y París pero al final por su lesión no pudo participar. Me despido de Kei porque me venía a Estados Unidos y rápidamente me llama el agente de Nico. Ahí empezó la charla. Al principio no pensaba en tomar otro trabajo porque hacía diez años que no paraba, lo que menos tenía en mente era estar con un jugador. Después me llegaron ofertas, seguimos charlando, hasta que se dio el encuentro. Tuvimos charlas, un encuentro con él, lo vi con muchas ganas, lo vi joven, con potencial, un buen chico, respetuoso y disciplinado. Todo eso ayudó“.

Nuevo desafío: “Al principio estaba un poco nervioso pero con muchas ganas de algo diferente, nada que ver el estilo de juego de ambos. Con Nico puedo hablar en español, con Kei nada. Me gustó encarar este desafío, Nicolás tenía un ránking que no era el verdadero, que podía mejorar mucho, y ahora pasó lo que pasó y estamos como estamos“.

Primeros entrenamientos juntos: “Nico escuchaba todo. Tienes días mejores que otros, y es ahí donde uno tiene que ir apretando un poco más e ir conociéndonos. Lo noté bastante receptivo y con muchas ganas. Hasta diría que le decía “pará“. Son tantas las ganas que te pones, más la presión y más cosas en la cabeza. Estamos recién empezando, hay que ir con tiempo, hay un montón de cosas que hay que mejorar, pero no hay que volverse loco. Hay que ir de uno o dos golpes, y después vas mejorando“.

El partido contra Lajovic en la ATP Cup luego de conocer el doping positivo de Jarry: “Fue muy duro. Le di un par de tácticas, pero más que nada era a poner todo, y él lo quería jugar. Tenía ganas de salir a jugar. Se nota el primer set muy nervioso, el segundo set mejora bastante, pero lo pierde igual. Le di un par de tips, pero poquitos. La onda era que vaya con todo, a divertirse un poco“.

Su participación con el equipo chileno durante la ATP Cup: “Me gustó formar parte, los noté bien a todos. El Gringo (Schneiter) que es argentino, lo conozco hace años. A Paul (Capdeville) lo conocía también, a Cristian (Garin) no lo conocía mucho, y detrás había dos chicos, Barrios y Tabilo, muy bien, siempre predispuestos. También había un chico que jugaba dobles, Podlipnik. Él ayudaba mucho también. Los encontré perfectos, mucha buena onda entre todos“.

Luego de la sanción, el regreso al circuito: “Estoy con muchas ganas de retomar. No solamente yo, él también. Me imagino las ganas de entrar a la cancha ya. Obviamente también tendrá un poco de nerviosismo, vamos a tratar de que sea lo menos posible. Pero lo veo bien, con tranquilidad, como le dije este año también, que no había que salir a buscar resultados, o que no se presione. Obviamente vamos a hacer lo posible para ganar y para tratar de llegar al mejor ránking posible a fin de año. El objetivo va a ser meterse top 100 de nuevo, no es fácil meterse jugando de cero. Vamos a jugar torneos chicos, los Challengers que son durísimos. Vamos a ir de a poquito, como me gusta ir a mí“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *