Connors y su legendario revés a dos manos.

El retrato de Jimmy Connors, el hombre más ganador de la historia del tenis

Si bien nunca pudo consagrarse en Roland Garros, la leyenda estadounidense que hoy tiene 68 años culminó su carrera con 109 títulos y 1274 victorias en una de las épocas del apogeo del tenis.

A pesar de no ser el tenista que ostenta mayor cantidad de consagraciones en Grand Slam, un amplio segmento de fanáticos de este deporte lo considera como el mejor jugador que haya pisado una cancha. Y sobre gustos no hay nada escrito. Es Jimmy Connors, un estadounidense que brilló el siglo pasado y que durante más de 20 años de trayectoria cosechó inalcanzables logros, como por ejemplo ubicarse con 109 títulos ATP como el máximo ganador en la historia del tenis, récord que hasta el momento continúa vigente.

La ciudad de Belleville, perteneciente al estado Illinois, fue la que el 2 de septiembre de 1952 vio nacer a un joven de gran temperamento que años más tarde se convertiría en leyenda. Hijo de James y Gloria Connors, aprendió de su madre desde temprana edad debido a que ella era profesora de tenis: a sus nueve años, el zurdo ya había conseguido un torneo de menores. En 1972 se convirtió en profesional y dos años más tarde no sólo se consagró en tres Grand Slam (Australia, Wimbledon y Us Open), sino que además se posicionó como el tenista número 1 del mundo durante 160 semanas consecutivas.

De izquierda a derecha, McEnroe y Connors en la final de Wimbledon 1982. Luego de un 3-6, 6-3, 6-7, 7-6 y 6-4, el campeón fue Jimmy.

A lo largo de su carrera llegó a conformar una de las mayores rivalidades del tenis junto a John McEnroe, con quien disputó 34 partidos oficiales, de los cuales 20 fueron para el nacido en Alemania y luego residente en Estados Unidos, mientras que los 14 restantes quedaron en manos de Connors. Cuando le consultaron si su compatriota era mejor que él, respondió: «Never». Su temperamento dentro de la cancha lo llevó a tener ciertos encontronazos con jugadores y árbitros, a ser sancionado durante 10 semanas y multado económicamente. Esa cualidad innata la complementó con una gran adaptabilidad a las superficies y a un juego predominantemente basado en el ataque vertical y agresivo que le dio resultado.

El final de la carrera llegaría hacia 1996, con 43 años y un extenso camino recorrido durante tres décadas diferentes en las que acumuló 13 años consecutivos dentro del Top Five. En diversas ocasiones sus logros intentaron ser opacados bajo la justificación de la cantidad de temporadas que disputó. De todos modos, con sus 8 títulos Grand Slam (1 Australia; 2 Wimbledon y 5 Us Open) sólo cinco tenistas pudieron alcanzar una mejor marca históricamente. ¿La Copa Davis? Probablemente una deuda pendiente del norteamericano, que sólo accedió a una final y quedó en manos de Suecia.

Transitó una relación mediática con la tenista Chris Evert y desde hace cuatro décadas está casado con Patti McGuire, con quien tiene dos hijos. Producto las secuelas de sucesivos años del máximo nivel de exigencia física, en 2006 debió colocarse una cadera de metal. Luego de haber sido entrenador de estrellas del tenis como Andy Roddick y María Sharapova, se alejó de dicha profesión y actualmente se desempeña como comentarista en la BBC.

 

Una respuesta a “El retrato de Jimmy Connors, el hombre más ganador de la historia del tenis”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *