Lucas Pouille en una edición pasada de Stuttgart. Foto: Zimbio.

Medvedev no pudo con Pouille y quedó eliminado

Pouille sacó un plus extra en el tramo final del partido y eliminó a Medvedev en los octavos de final.

Una de las grandes atracciones de la jornada alemana era el partido que disputarían el francés Lucas Pouille con el ruso Danill Medvedev, dos tenistas jóvenes con un tenis eficaz y capaz de inquietar a las mejores raquetas del mundo. El papel de candidato le correspondía, por presente y resultados, al actual trece del mundo, quien si bien no consiguió una buena actuación en Roland Garros, sí lo había hecho en Barcelona (perdió la final con Dominic Thiem) y cuenta con un tenis más amoldable al césped verde de Stuttgart.

Sin embargo, las candidaturas quedan a un lado cuando los jugadores pisan la cancha y justamente fue el francés quien se impuso con un tenis más agresivo y penetrante. Logró quedarse con el primer parcial por 7-6 (6), clave para el resto del partido, y luego de ceder la segunda manga por 6-4, se quedó con el pase a los cuartos de final con un solvente y contundente 6-2. Lucas Pouille, número 26 del mundo, generó muchas chances de quiebre (12), ganó cinco puntos más que el ruso y avanzó a los cuartos de final del torneo, fase que lo enfrentará con Jan-Lennard Struff.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *