Nadal cumplió su tarea y chocará con Federer

Rafael Nadal hizo sus deberes y derrotó al ruso Karen Khachanov por 7-6 (2) y 7-6 (2) para acceder a la semifinal del Másters 1000 de Indian Wells, donde enfrentará a Federer.

Tras la victoria de Roger Fedrer sobre Hubert Hurkacz en el primer turno del estadio central del Indian Wells Tennis Garden, todos los ojos se volcaron al encuentro que debía disputar, tiempo más tarde, Rafael Nadal frente al ruso Karen Khachanov, un duro rival que ya se afianzó en el circuito tras su coronación en el Másters 1000 de París en 2018 y que ya sabe lo que significa enfrentarse a estas clases de citas. El español no defraudó y luego de un arduo encuentro en el que debió trabajar punto tras punto y batallar durante más de dos horas de partido, consiguió el ansiado pase a semifinales donde esperaba ansioso y dispuesto a todo Roger Federer,  para disputar lo que será el trigésimo noveno compromiso entre ellos (Nadal lidera el frente a frente 23-15).

El ruso, número 13º del mundo, lejos estuvo de simplificarle la situación a Nadal: se plantó muy firme con el drive desde el fondo de la pista y buscó retrasar al español con golpes potentes para evitar que Rafa tome la iniciativa de los puntos. Sin embargo, el de Manacor -tres veces campeón del torneo californiano-, se salió con las suyas en varias oportunidades y se quedó con grandes puntos golpeando la pelota desde ángulos abiertos y obteniendo winners brillantes, una marca registrado en el campeón de 17 Grand Slam. El número dos del ranking ATP trabajó durante todo el encuentro, se sobrepuso a momentos adversos, incluso a un fuerte dolor en la rodilla derecha que preocupó tanto a su equipo como a sus fanáticos a comienzo del segundo parcial y consiguió un triunfo que se disfruta el doble por la clase de tenista que tenía del otro lado de la red.

En el primer parcial, el ruso -que venía de derrotar a Feliciano López, Andrey Rublev y John Isner-, salió decidido a imponer sus condiciones y, aprovechando algunos yerros tempranos de Nadal, se adjudicó el primer quiebre del partido, situándose 2-0 (tras la confirmación con su servicio). El carácter y el enorme espíritu ganador que ha demostrado en innumerable ocasiones el balear, hicieron que nunca tire la toalla y consiga, games posteriores, establecer la paridad en el marcador para llevar el último duelo de cuartos de final del certamen a un primer tiebreak, momento en que el tenis de Rafa fluyó con plena naturalidad y terminó con un resultado positivo de 7-6 (2).

En la segunda manga, con el partido 1-2 y servicio a favor, el pupilo de Carlos Moyá comenzó a sentir un intenso y molesto dolor en la rodilla derecha que obligó a parar unos minutos la acción para que ingrese el fisio a colocar un vendaje en el lugar de la molestia, algo recurrente en español. Desde ese entonces, Rafa Nadal realizó muecas de disconformidad, sobre todo cuando debía frenar y arrancar en cuestiones de segundos, pero no se vio netamente afectado en el partido, ya que siguió corriendo y luchando con mucha profesionalidad hasta el cansancio. Esta vez, fue Khachanov quien tuvo que lidiar con un quiebre en contra pero tambien, como Nadal en el primer set, pudo establecer la igualdad para llevar el duelo a un segundo tiebreak. La jerarquía y el dominio del español se evidenció en estos momentos cruciales y tras un nuevo 7-6 (2), estiró su ventaja en el historial ante el ruso a seis victorias y ninguna derrota, y avanzó a su 68 semifinales en torneos Másters 1000.

Lo que el mundo del tenis anhelaba, se hizo nuevamente realidad. Rafael Nadal deberá toparse una vez más con el suizo Roger Federer, quien parece haberle encontrado el timing en los últimos años y se ha quedado con los cinco enfrentamientos más recientes (Basilea 2015, Australia 2017, Indian Wells 2017, Miami 2017 y Shanghai 2017). El manacorí buscará retomar viejos tiempos, aquel en el que su pelota profunda y con top al revés inquietaba tan claramente al suizo, y tratará de agrandar su paternidad, que con el tiempo se ha ido reduciendo, pero que aún lo mantiene con siete triunfos de ventaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *